domingo, 1 de febrero de 2009

Por lo menos...

Al menos andando en bici no me duele la maldita rodilla, así que después del chasco korrikalari he sacado un poco la Dean para despejarme un poco por Miramón y explorar un poco más algunos caminillos. Aunque hoy estaba demasiado embarrado, he encontrado una zona de toboganes interesante:
Habrá que volver otro día con más tiempo ;-)