viernes, 8 de mayo de 2009

Vuelta por peñas de Aia

Muy buena ruta la de hoy, por la zona de Peñas de Aia y siguiendo el recorrido de la prueba que hubo en noviembre (el recorrido corto). Eso si, alguno (y no digo nombres, eh Igor? ;-P) se ha rajado porque parecía que podía llover un poco. Luego se ha arrepentido, jejejeje. Y es que es mejor darse la vuelta a los 30min calado hasta los huesos que no quedarse en casa viendo como no llueve! ;-D

En fin, el hecho es que Juanan y yo nos hemos animado y saliendo del parking del Alcampo hemos ido siguiendo el track del gps (en sentido contrario, creo). Una primera zona muy guapa con sendero repleto de piedras mojadas y hierba alta (también mojada) para comenzar a entrar en calor, seguido de una zona de pistas de hormigón que se van adentrando en el valle y donde hemos tenido el primer "incidente" de la jornada, cuando el GPS parecía indicar que había que cruzar un río... pero luego ha resultado que no era así. Total, que Juanan tenía hoy el día valiente y lo ha cruzado montado para explorar un poco y ha tenido que volverlo a cruzar para seguir el camino bueno. Resultado: pies mojados en ambas ocasiones, jejejeje:
Pero vamos, que no había que preocuparse mucho por el frío ya que la ruta (ahora ya pista con mucho barro y ramas rotas) seguía subiendo... y subiendo... y subiendo... La leche que larga se me ha hecho la subida, jejejeje. Eso si, unos bosque preciosos y hoy, con la niebla que había tenían además un punto El Señor de los Anillos que vamos... si hubiera salido un elfo de entre los árboles no nos hubiera sorprendido ;-).
[Sigue]
Había sobre todo alerces, increibles hayedos y luego unos arboles raros que daban unos curiosos frutos metálicos ;-)

Finalmente, todo lo que sube tiene que bajar (menos mal!). Así que nos abrigamos para iniciar un descenso muy divertido que en seco tiene que ser bastante rápido pero así con tanto barro estaba delicadito. Además pese a todo algún tramo nos toca pedalear cuesta arriba también. 

La ruta cruza luego la carretera de Bianditz para adentrarse en otro hayedo precioso, con un camino de granito también muy divertido, mientras seguimos perdiendo cota rápidamente (lo que cuesta subir y lo rápido que se baja, verdad?). Ya casi al final no hemos caso al GPS que nos mandaba por un sitio que parecía un camino cerrado de un caserío, pero que supongo que era la mejor opción, ya que hemos dado un rodeo un poco tonto. 

En definitiva: me ha gustado muy mucho la ruta. Desde luego para repetir otro día y para explorar la zona un poco más a fondo!

4 comentarios:

Annabel dijo...

Las fotos son realmente IMPRESIENANTES!!! Oye: esas cosillas que crecen en los arboles en tu pueblo, pueden crecer en TOS LAOS???!!!!

POR FIN TE PUEDO DECIR QUE : NOS VEMOS EN EL SOPLAO!!!!!!!!!!!!!!

Alberto dijo...

Si si, hay que abonar con bien de titanio la tierra y listo, jejejeje ;-D

Genial. Vais el viernes, supongo. Dormis en Cabezon? a ver si cenamos juntos!

saludos

Ripper dijo...

Eh eh que solo me mojé los pies a la vuelta. Recuerda que salté por encima del manillar y cai bien y en seco. No cuentas como no lo veias tu muy claro para pasar jejeje.

Alberto dijo...

jejejeje, cierto cierto, aunque yo creo que en la primera también te mojaste los pies, no?? (pese a doble salto mortal over the handlebar, jajaja)