miércoles, 7 de noviembre de 2007

A llenar bien el depósito

Bueno, ya va quedando cada vez menos! Definitivamente sólo haré una última tanda suave el viernes para soltar piernas antes de la carrera. Lamentablemente, a día de hoy aún arrastro molestias en los sóleos y encima noto un ligero dolor en la rodilla mala (espero que no sea nada).

Así que estos dais, a estirar bien, beber mucho agua y llenar el deposito de hidratos de carbono (aunque yo soy más de hidratos de titanio ;-).

En bici tengo el tema más controlado, pero corriendo ando un poco pez con cuanta agua y cada cuanto hay que beber. Salseando por la red he encontrado estos consejos. Aunque ya es un poco tarde para aplicarlo, puede ser buena referencia para el futuro (esta vez beberé algunos sorbos de agua en cada avituallamiento y listo).

CALCULO DE LAS NECESIDADES DE LIQUIDO
1. Pésate antes de la carrera.


2. Corre a paso de competición durante una hora para obtener una idea de la tasa de exudación en una carrera de resistencia.


3. Controla la cantidad de liquido que bebes, midelo en mililitros.


4. Pésate desnud@ después de la carrera.


5. Calcula la diferencia y añade a este valor el volumen de liquido consumido.


6. Para determinar cuanto debes beber cada 15 minutos, divide la tasa de exudación por hora entre 4. la cifra resultante es una guia de la cantidad a ingerir cada 15 minutos en carrera.


7. Anota las condiciones climáticas de este día y repite las mediciones en otro día en el que las condiciones sean diferentes.Ello te dará una idea de cuan diferentes pueden ser las condiciones ambientales y por tanto pueden afectar tu tasa de exudación.

(Sacados de la página de los 15km de San Sebastián)