martes, 6 de abril de 2010

Tour de Flandes cicloturista: la crónica

Bueno, ya estoy por fin de vuelta! y aquí va el ladrillo crónica, como la ocasión bien merece ;-)

El viaje comenzó el jueves, saliendo prontito de Donosti con la furgo que nos habían dejado la gente de pirineoenruta.com (muchas gracias!!). Palizón de kilometros (casi 1200) para llegar ya de noche a Brujas, encontrar el hotel (muy bien, por cierto. Gente encantadora!), cenar algo, etc etc...
El viernes, a la mañana salida cortita para soltar piernas y ver un poco Brujas y sus alrededores. Hace sol pero sopla mucho viento.

A la tarde a Ninone a dejar la furgo y recoger el dorsal. El tiempo está empeorando y de hecho se pone a diluviar, lo que nos mete un mal rollo considerable en el cuerpo (salvo a Rubén, que opina que un Tour de Flandes hay que hacerlo con lluvia y con los muros mojados). Tomamos unas birras (después de perder el tren) y vuelta a Brujas, cenar y a la cama.
[Más tras el salto]

Llega uno de los puntos tensos del viaje cuando Asel, que habia cambiado el sillin para probar uno nuevo ese mismo dia (si, contra todo sentido común), vuelve a poner el suyo y.... pasa de rosca un tornillo de la tija! y eso, a 11 de la noche, con todo ya cerrado etc etc.... Como plan B improvisado, decidimos salir a las 8 en vez de a las 7 para que Asel pudiera ir en una de las furgos de pirineoenruta.com hasta uno de los primeros puntos de ayuda técnica (había varias tiendas abierta a lo largo del recorrido). Por suerte, tras un buen rato de maldiciones varias finalmente conseguimos volver a montar el invento "a lo bruto", pero con la mosca de si aguantará el traqueteo del pavé...

Y amanece el día D. Desayuno todo lo que puedo y miro al cielo, muy nublado pero al menos no llueve. De todos modos me pongo de largo y a la salida. El hotel esta a 60m de la plaza del mercado, donde está el primer punto de control (y de donde salen los pros al día siguiente). Allí nos encontramos con la gente de pirineoenruta.com (Sergio, Lorenzo y Lander, con los que haríamos buena parte del camino). Picamos el primer paso en la misma plataforma de control de firmas de los pros e iniciamos camino a eso de las 8:15. Demasiado tarde para lo que me hubiera gustado pero... es lo que había!

Los primeros km son llanos... pero llanos, llanos, llanos! Sergio, Lander y Lorenzo van todo el rato delante y nos llevan a buen ritmo (de hecho, a más de lo que me hubiera gustado). Además, como casi todo este tramo es por carriles bici paralelos a la carretera es imposible ir bien en un grupo grande y -dada mi torpeza para ir en grupo- cada rotonda o cruce me supone desligarme un par de metros y tener que volver a enlazar con el consabido desgaste que me supone, sobretodo por el viento que soplaba de cara casi todo este tramo. En estas llegamos a Touhout donde está el primer avituallamiento y donde hacemos una parada basante larga ya que Sergio y esta gente no habían tenido tiempo de desayunar bien. No me hace especial ilusión parar tanto a solo 60km de la salida pero... bueno, encima de que nos están llevando, como para encima protestar ;-). Además -casualidades de la vida- es parar nosotros y ponerse a diluviar. Así que de lo malo nos libramos de una buena calada (aunque algo si nos mojamos, claro).

Reanudamos marcha, picamos el punto de paso y a por el siguiente. El terreno sigue siendo llano y para mi gusto se me hace ya demasiado pestoso, ya que ni siquiera los paisajes son especialmente bonitos. Encima llueve intermitentemente (no mucho, pero lo suficiente para atormentar). De nuevo en este tramo poca historia. Vamos adelantando grupos pero nadie da un relevo. Alejo y yo comentamos que a este ritmo vamos a petar antes de lo previsto pero... ahí aguantamos! en realidad, es mejor que quedarnos solos y tirar nosotros contra el viento. A mi se me hace definitivamenten pestoso ya que no hay forma de rodar en grupo agusto y coger ritmo de crucero. Cada rotonda (y había muchas) supone un frenazo y volver a arrancar de nuevo. De vez en cuando caen chaparrones y de nuevo tenemos suerte ya que en una que se pone incluso a granizar nos pilla de nuevo en una de las carpas de avituallamiento. Que por cierto, eran bastante pobres para lo que esperaba.

Por suerte entramos ya en la segunda parte de la marcha y la cosa varía. Afrontamos Den Ast, el primer muro del día (asfaltado). Esto es un muro???? vaya bluf!! pero si se sube con una pata!! a ver si hay suerte y son todos así, jejejeje ;-D. Y llegamos tambien a los primeros tramos de pavé. Ufff.... como jode pasarlos!! aplico las enseñanzas: agarrar el manillar de arriba, desarrollo largo y a darle. Efectivamente se pasan mejor rápido que despacio! pero menudo traqueteo. La madre que los trajo! si esto es así, como debe ser Roubaix. Encima en uno de los tramos se me cae el bidón y debo parar.

Llegamos a Oudenarde y vemos el mítico Koppenberg a apenas 100m... aunque nuestro camino se desvía de él (ya habrá tiempo luego de subirlo). Y entonces, en el km 164, empiezan los muros de verdad. Los dos primeros (Kluisberg y Knokteberg) los paso bien. Voy ya cascado pero al ser tan cortos, tampoco pierdo mucho arriba y el resto nos espera a Alejo y a mi un poco. Cuando llegamos al primero de los duros (Oude Kwaremont, 2km de adoquín)... justo se pone a llover de nuevo. Total, que en la mitad de la subida la rueda me patina, se me cruza la bici y... pie a tierra! mecaguen!! y no hay forma de volver a arrancar! así que me toca andar unos metros hasta un punto un poco más llano donde reanudar la marcha. Shame on me :-/

El siguiente es Patenberg. Muy cortito pero con bastente pendiente y... barro :-S. Este lo voy subiendo bien pero justo antes de coronar, el que va delante mio se pega un costalazo de impresión y me obliga a echar pie a tierra de nuevo. Pues si que voy bien!! Y llegamos al mítico Koppenberg. Demasiado barrillo y demasiada gente así que de nuevo a empujar.... pero al menos aqui todos tuvieron que echar pie a tierra, jejejeje. Por cierto, que como mola estar en el sitio que tantas veces he visto en la tele, donde realmente empieza a decidirse la carrera de los pros. Llevamos casi 200km y yo empiezo a estar definitivamente cascado, así que el resto se van alejando poco a poco y Aimar se queda conmigo para azuzarme un poco de vez en cuando y ofrecerme una rueda donde cobijarme (gracias!).

Vamos pasando el resto de muros. A veces con sol, a veces con lluvia, aunque siempre con el suelo mojado :-S. Me acuerdo de las carreras de F1 en Spa, donde a veces llueve en un tramo del circuito y hace sol en otro (y ahora lo entiendo). Eso si, ya no echo pie a tierra en ningun otro momento. Lo que no acabo de cogerle el gusto es a los tramos de adoquin en bajada o en llano. Como no ando muy allá de fuerzas, tampoco puedo ir rápido y/o atrancado, y yendo despacio cada bache es un suplicio. Encima, los jodidos belgas pasan volando sobre esos tramos. Que envidia (también es cierto que eran los de las marchas más cortas e irían más frescos). En un tramo llano largo, con el traqueteo se me acaba cayendo el chubasquero del bolsillo y se me mete entre los radios de la rueda trasera, aunque como iba despacio no tuve mayores problemas (excepto la grasa que a ver como la saco ahora del chubasquero ;-). Por cierto que fue justo en el sitio donde Cancellara cambió de bici el domingo.

Cerca de los últimos muros pillamos a Alejo, que se ha descolgado al final de Rubén y Asel, así que tiramos los tres juntos hasta la base del Kappelmuur. Para mi el más bonito de todos, además de que es donde había más gente animando. En esta subida se respira historia del ciclismo y encima lo subo razonablemente bien. Entre este y el Bosberg, Aimar y Alejo se me escapan definitivamente (como Cancellara de Boonen ;-), pero bueno, ya estamos a menos de 20km así que tiro ya con todo. Subo el Bosberg sin mayores problemas y ya esta hecho! ahora a darlo todo en la carretera picando hacia abajo hasta Ninove. Que gozada entrar en el arco de meta de los pros. Listo! 259km en 11h y media, de las cuales casi 1 hora parados (media hora en el primer avituallamiento, así que haberlo hecho sub 11h era más que factible ;-).

Me pongo a buscar a estos que no deben haber llegado hace mucho y... resulta que llegan detrás! habían parado a cambiar el agua al canario y ni les había visto ;-). Y de ahí ya a recoger la camiseta y a la furgo rápido para no enfriarnos (resulta que daban también una especie de diploma que ni recogí). Nos encontramos con Rubén y Asel, que han disputado el final de la prueba en un sprint táctico (y hasta aqui puedo leer, no es cuestión de hacer sangre :-D) y vuelta a Brujas a ducharnos, cenar y tomar una birritas belgas ;-)

Y el domingo... a ver a los pros!! tremendo ambiente en la plaza del mercado, con palabras de los principales gallos durante el control de firmas. Por cierto que Cancellara fue muy aplaudido.
Y de ahí rápido a la zona de muros, donde primero vimos el paso por la parte de arriba de Koppenberg (el muro estaba imposible de gente, lógicamente):
Y luego intentamos llegar al Bosberg, pero nos liamos en las carreteritas y les vimos justo antes del Kappelmur... y del ataque demoledor de Cancellara! El final de la etapa lo vimos en una tasca de Geraardsbergen, donde por cierto demostraron mucha deportividad aplaudiendo al ganador pese a que Boonen (ídolo local) quedó segundo).
Y ya, comer algo... y vuelta a casa, aunque esta vez hicimos el viaje en dos etapas.
Como resumen, el sábado a la noche no quería ni volver a andar en bici. El domingo / lunes.... no quería volver a ver un adoquín. Hoy... no sabría decirlo al 100% ;-)

Lo que si está claro es que esta prueba hay que hacerla al menos una vez en la vida. La primera mitad es aburrida pero "necesaria" para llegar cascado a los muros y apreciar la dureza de la prueba (los muros en fresco tienen 0 dificultad!). Y vive Boonen que después de haberla hecho, no se ve igual por la tele!

7 comentarios:

serpal dijo...

Tremendo. Casí se me caian las lagrimillas rememorando cada parte del recorrido de cuando estuve por allí. Realmente allí se paladea el ciclismo en estado puro en cada rincon. ¿En dos años Roubaix? ;)

Noe dijo...

Vaya paliza.....la de conducir, jejeje, porque la de la bici...se hace a gusto!
Felicidades!

zurruletas dijo...

Enhorabuena Alberto!
otro reto superado,sí señor.

Saludos

Frances dijo...

Muy buena la crónica, entre lo dura que es la marcha y el clima que os tocó, el mérito es doble. Enhorabuena y disfruta saboreando el recuerdo!

icepirineo dijo...

que guapa
esta habrá que apuntarla en la libreta de hacer al menos una vez en la vida

Si te lo tengo que explicar... dijo...

¡Oeeeeee,oeeeeee,oeeeeee,oeeeeeee!
Enhorabuena. Qué gozada de experiencia.
Un año de éstos te imito.

Alberto dijo...

Gracias! no, si al final acabaré teniendo que ir a Roubaix o a Milán, jejejejeje ;-)