domingo, 5 de abril de 2009

34.694 pedaladas

Treinta y cuatro mil seiscientas noventa y cuatro pedaladas son exáctamente las que dí ayer en el rutón a piñón fijo que hicimos Rubén, Aimar, Asel, Alejo y servidor por las orillas de Ebro. Y para ahorrar los cálculos a la gente, 34.694 pedaladas, con un desarrollo de 36x17 y ruedas de 29" corresponden exactamente a... 170km! 170km sin dejar de dar pedales en ningún momento, jejejeje.

Pero vayamos por orden. La cosa comenzó el viernes en Zárágózá donde Rubén nos había buscado alojamiento en un camping muy muy cerca del comienzo de la ruta. Spaguetis, choricillos, cervecitas... todo viene bien para llenar los depósitos de combustible. Y por supuesto, ya que la ruta iba a ser de onvres... que menos que dejarse un bigotón como la ocasión requería (vaaaaale, yo me rajé y conservo mi barba). Alguno daba bastante miedito, jajajajaja. Al final entre una cosa y otra no nos fuimos a la cama hasta bien pasadas las 2.

A la mañana siguiente, la idea inicial era madrugar mucho y ver amanecer sobre la bici, pero... lo que no puede ser, no puede ser y salimos casi a las 9, jejejejeje. En apenas 200m desde el camping, estamos ya en el Canal Imperial, que seguiremos hasta Tudela. La bici se comporta bien y, acostumbrado a llevar la fixie por la ciudad, no tengo mayores problemas en llevar una de monte a piñón fijo.
De vez en cuando la cosa se tensa un poco y algún insensato lanza un ataque furtivo, pero normalmente vamos agrupados a un ritmo de unos 22km/h, con un ligero viento en contra.
Más tras el salto (si no funciona, pincha el título del post).
La ruta es absolutamente llana y por pista en buen estado en general, aunque con el paso de los km las manos se empiezan a resentir de los baches (al final acabaría destrozado).
Vamos devorando los km hasta llegar a Gallur (km 50 de ruta), donde hacemos una primera parada a tomar una cocacola y comer algo en un bar. Llevamos buena media y las piernas está aún frescas, así que salimos rápido para no quedarnos fríos.


La siguiente parada es en Ribaforada, ya cerca del punto de retorno. La idea inicial era comer en Tudela, pero vemos que en el pueblo están en fiestas y paramos allí a comer unos bocadillos ricos ricos.
Y finalmente llegamos a Fontellas, donde se sitúan las esclusas que separan el agua del Ebro hacia el canal e iniciamos el camino de retorno, esta vez siguiendo el GR99, que discurre paralelo al río (y por lo tanto es bastante más largo). Esta vez el camino está mucho más roto, con varias zonas de sendero y un montón de vueltas y revueltas que alargan un montón los km de regreso. Además hay muchas zonas con troncos y restos de las últimas riadas, que obligan a bajarse muchas veces de la bici.
Los km van pesando cada vez más, sobre todo a Alejo y a mí. En esa zonas tenemos el único incidente del día, con una salida de cadena de Asel, que se solucionó sin consecuencias (yo agradecí la parada, jejejeje).
El GR nos acerca de nuevo a Gallur, donde decidimos para de nuevo a comer algo y, analizando la hora y el estado de parte de la tropa, optamos por volver de nuevo por el Canal en vez de por el GR (que suponía 30km más y por camino mucho peor...). Los 50km que nos separaban del camping se me hacen definitivamente penosos, con los brazos doloridos y las patas ya muy cansadas de la paliza que nos habíamos dado. Y es que esto de no poder dejar jamas de dar pedales cansa que ni os imagináis! Pese a todo, llegamos razonablemente enteros y antes de que se hiciera de noche, después de los citados 170km y más de 11 horas de excursión, de las cuales 8 y media sobre la bici ;-)

En el camping nos encontramos con un italiano aficionado a las bicis que flipa con nuestras monturas e incluso les hace unas fotos, jajajaja.
Y después... a estirar bien (y eso que me faltaba Eneko para ayudarme, jejejeje), duchita y a la BBQ! aunque estoy tan molido que me quedo vigilando el bungalow, jejejeje. Cenorra contando batallitas, un poco de jamesbond en la tele en estado pseudocatatónico y al sobre! a recuperarse!! 

Y esta mañana, desayuno, despedidas y vuelta a casita. Los demás onvres querían hacer una salida corta para soltar piernas. Que tíos!

Por si algún valiente se anima, aquí esta el track de la ruta

7 comentarios:

aleix dijo...

Estais locos...

Muchas felicidades por el gran tute que os pegasteis. Yo seria INCAPAZ de hacer semejante ruta y además a piñon fijo!

Enhorabuena desde Barcelona!

Barón de Benta'ko Erreka dijo...

Joer que panda de flipaos...
Por cierto, ¿quien es el tio que monta la Lolo y lleva chichonera? jajajaja

Neuro dijo...

estan locos estos romanos!!!!!!!!!!!!!!!

Annabel dijo...

Jo, si ya os adoraba ahora ya ni te explico, sensacional cronica, sensacional compañia, sensacionales monturas....lo dicho, sois mis heroes!!!!!

Alberto dijo...

Aleix: seguro que serías capaz. En mas o menos tiempo, con mas o menos sufrimiento... pero capaz... seguro que si!

Aitor: jejejejeje, y eso que no he puesto una foto de la lollo con... un sillin tune! hay que mantener a salvo la reputacion de la gente ;-)

Luis: en peores fregaos nos habremos metido ;-)

Annabel: tu si que eres jrande!

icepirineo dijo...

vaya cuadrilla, si al final voy a tener que montar el contini ese que tengo en casa con piñón fijo
jajaja

markchang dijo...

Estás locos!!!! Dois, y yo pensando si podré con un 42x18 en carretera!

siesque..... que máquinas sois!