lunes, 14 de febrero de 2011

No es que me convenza mucho pero...

De hecho, no me gusta nada como han quedado y además parece que la pintura va a saltar a la mínima. Pero después del desastre de la otra vez con el barniz, se quedarán así una temporada. Está claro que esto de la pintura tiene su complicación. 
En fin, confío en que una vez montadas la pinta será mejor. Y si no, a pulirlas que era la idea original y listo! ;-)